Seguros de ahorro

Ahorro con beneficios fiscales

Nos complace presentaros una oportunidad única para vuestra prosperidad financiera. Sabemos que cada céntimo que ganáis es el resultado de vuestro esfuerzo y dedicación. Por eso, os invitamos a ahorrar vuestro dinero con nosotros, donde cada euro ahorrado no solo está seguro, sino que también crece.

Nuestro producto de ahorro ofrece un interés garantizado y una revisión semestral de los intereses*, asegurando que vuestros ahorros no solo estén protegidos, sino que también se beneficien de las mejores tasas de interés disponibles. Esta revisión regular nos permite ajustar vuestros rendimientos a las condiciones del mercado, asegurando que siempre obtengáis el máximo rendimiento de vuestros ahorros.

Pero eso no es todo. Con nosotros, el ahorro no es solo una cuestión de dinero. Es una cuestión de confianza, seguridad y tranquilidad. Sabemos que cuando depositáis vuestros ahorros con nosotros, nos confiáis vuestro futuro. Y nos tomamos esta responsabilidad muy en serio.

Así que no esperéis más. Podéis dar el primer paso hacia un futuro financiero más brillante hoy mismo. Ahorrando con nosotros y viendo cómo vuestro dinero crece.

*2,2% anual bruto hasta el 31/12/2023.

Ahorro sin impuestos

Nos complace presentaros una oportunidad de inversión única que combina la eficiencia fiscal con el crecimiento del capital: el SIALP (Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo).

Con un límite de aportaciones de cinco mil euros anuales, el SIALP os permite invertir de manera segura y eficiente. Esta herramienta de ahorro a largo plazo está diseñada para una duración de inversión de cinco años, brindándoos la flexibilidad para planificar vuestro futuro financiero.

Pero lo que realmente distingue al SIALP es su beneficio fiscal. Los intereses generados a través del SIALP están libres de impuestos. Esto significa que todos los beneficios que obtengáis de vuestra inversión se quedan con vosotros, aumentando así vuestro rendimiento neto.

Imaginaros que cada euro que ahorráis es una semilla. Esta semilla, cuando se planta en el terreno fértil del SIALP, comienza a germinar y crecer, transformándose en un árbol robusto. Cada año, este árbol crece más fuerte y más alto, y sus frutos son los beneficios que obtenéis de vuestro ahorro.

Ahora, imaginaros que estos frutos son totalmente vuestros. No hay ningún impuesto que los consuma. No hay ninguna tarifa que los reduzca. Son vuestros para disfrutarlos en su totalidad. Esta es la belleza del SIALP.

Pero no es solo eso. Este árbol de ahorro continúa creciendo año tras año. Y con cada año que pasa, los frutos que produce son más grandes y más jugosos. Esto significa que vuestros ahorros no solo están seguros, sino que también están trabajando para vosotros, generando más y más beneficios cada año.

    Herramientas de accesibilidad